La garantía de los productos vendidos por Egara Exclusives se presta y establece en virtud de la normativa contenida en la legislación vigente, en particular, en el citado Real Decreto Legislativo 1/2007, artículo 114 y siguientes, marco legal que tiene por objeto facilitar al consumidor distintas opciones para exigir el saneamiento cuando el bien adquirido no sea conforme con el contrato, dándole la opción de exigir la reparación o sustitución del bien, salvo que una de ellas sea imposible o desproporcionada. Cuando la reparación o sustitución no fueran posibles o resulten desproporcionadas, el consumidor podrá exigir la rebaja del precio o resolución del contrato.

En caso de falta de conformidad del producto, se reconoce un plazo de dos años a partir del momento de la entrega para que el comprador pueda hacer efectivos sus derechos; ahora bien, sólo en los 6 meses siguientes a la entrega se presume que la falta de conformidad ya existía en el momento de la entrega, correspondiente al comprador probar, en el resto de 18 meses que el bien era no conforme, todo ello de acuerdo con el artículo 114 y siguientes del citado Real Decreto Legislativo.

Garantía comercial:

En virtud del Real Decreto Legislativo, el vendedor está obligado a entregar al consumidor un bien que sea conforme con el contrato de compraventa en los términos que el mismo establece (artículo 114), en cuya virtud:

El vendedor está obligado a entregar al consumidor y usuario productos que sean conformes con el contrato, respondiendo ante ellos de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del producto.

En cualquier caso, deberá corresponder el número de serie del producto a reparar con lo que conste en los archivos de Egara Exclusives.

Egara Exclusives no se hará cargo de posibles daños que puedan resultar por mal uso, manipulación o instalación no profesional.

El cómputo de la garantía empezará el mismo día de entrega, en virtud del antemencionado artículo 123 del Real Decreto Legislativo.

En caso de reparaciones de productos, el cliente deberá acudir exclusivamente a los servicios técnicos oficiales (reconocidos y licenciados por los fabricantes). Se recomienda acudir a los SAT para agilizar los trámites de reparaciones.